| |

Letras De Café

Fragmentos para degustar

  Café descafeinado

¡Saludos querido lector! Es un placer tenerte de nuevo en este espacio en donde los amantes del café no encontramos compartiendo historias sobre todo lo relacionado al fascinante mundo de esta bebida.

Muchos de los cafeteros incondicionales han tenido que bajar el sumo de este por problemas propios de la salud, o simplemente porque ya no pueden pegar la pestaña al momento de intentar dormir, afortunadamente para ellos existe una opción que mantiene el sabor, los antioxidantes y demás características maravillosas de la bebida que tanto aman y que se niegan rotundamente a dejar, el café descafeinado.

Los que lo preferimos super cargado y con la mayor cantidad de cafeína posible, no es un poco incongruente tomar este tipo de café, pues ante todo, lo que buscamos es que nos genere ese golpe de energía matutino o a la hora que nos plazca beberlo, pues para nosotros el que este descafeinado le resta muchísimos puntos, pero ¿Realmente es tan malo? ¿Pierde el encanto y es solo un placebo?

La respuesta es no, la verdad es que el café descafeinado conserva la mayor parte de los beneficios de este grano, activa el cerebro sin generar un riesgo para las personas hipersensibles a la cafeína,  conserva los antioxidantes y un dato curioso, si tiene cafeína, aunque se presenta en cantidades muy bajas, generalmente en un promedio de 7 mg por taza, cuando el café normal tiene por lo menos 90 mg de taza hasta 140 mg, dependiendo la manera de prepararlo y la concentración de este.

Dicen que es imposible detectar si te dan café descafeinado a menos que te lo comente, esto no es del todo cierto, pues los que tenemos paladar cafetero, distinguimos un sabor más suave, un aroma menos intenso y un color más diluido, en especial cuando se prepara americano, esto es porque los granos de café son sometidos a un proceso de lavado con disolventes que permiten retirar de este un 97% de la cafeína, este proceso de lavado puede contener dióxido de carbono, disolventes orgánicos y por supuesto, agua.

Gracias a este proceso, se puede eliminar casi por completo la cafeína sin quitarle al café los demás beneficios que lo hacen tan maravilloso, conservará siempre sus bondades nutricionales, sus beneficios a la salud y a la mente y reduce los problemas de acidez estomacal de aquellos que sufren de algún problema como colitis o gastritis.

Lo que si pierde el café descafeinado, son los efectos estimulantes, la ayuda a permanecer alerta y a sentirnos más despiertos, aunque en dosis de tres tazas puedes comenzar a sentir que se disipa un poco el sueño, esta es la razón por la que yo me niego rotundamente a elegir la opción libre de cafeína, pues es lo que más amo del café.

¿Tú cómo lo bebes? si te gusta la opción descafeinada,  tiene muchas opciones de calidad, pues muchas fincas se han preocupado por ofrecer esta opción sin dejar de lado el sabor y el olor tan característico y disfrutable del café.

 

¡Hasta la próxima!

Fuente:

cuerpoequilibrado.com
 

Imágenes: 

cafestc3

nespresso.com



 

Todos los derechos reservados a Asociación Mexicana de Cafés y Cafeterías de Especialidad A.C.