| |

Letras De Café

Fragmentos para degustar

  ¡Deli! Dulces de café

Los caramelos son dulces irresistibles para niños y adultos gracias a su agradable sabor. Con los años, se han utilizado cientos de ingredientes para darle gusto a los paladares de todas las personas a lo largo y ancho del mundo, y el café, al ser uno de los sabores favoritos, ha sido usado con éxito para endulzar nuestro día. Aparte de ser una deliciosa bebida, el café tiene diversas funciones gracias a lo práctico que es el grano, lo que ha permitido que los dulces hechos a base de éste sean muy variados y presenten un sabor delicioso.

Dulces de café

En el mundo existen distintas marcas de dulces derivados del café con sabores en extremo variados, el secreto de la preparación de estos consiste en el concentrado del café, así como la mezcla que se lleva a cabo para dar forma al caramelo.

Si eres de aquellas personas que encuentran muy fuerte el sabor del café en una bebida, los dulces hechos con sus granos pueden ser ideales para ti, además de otorgarte los beneficios de este fruto del cafeto, como su poder antioxidante, mejorar la concentración, la prevención de enfermedades degenerativas, entre otras. A su vez, este tipo de caramelo combate el sueño cuando se necesita conducir o cuando es necesario mantenerse activo, y es un excelente aliado cuando se quiere subir la glucosa.

Si eres un fanático del café, te encantará aprender a preparar estas deliciosas recetas, las cuales son muy fáciles de hacer.

Biscuit de café

12 yemas de huevo

200 gramos de azúcar

200 gramos de crema

2 sobres de café instantáneo o 2 espressos

Agua

Azúcar

Sal.

Solo deberás colocar el agua y el azúcar con la misma proporción en una olla y cocinar a fuego lento, esto con el fin de realizar el almíbar: Mientras tanto, coloca las yemas en un bowl con un poco de agua a baño maría y con la ayuda de la batidora bate las yemas, sigue batiendo y poco a poco introduce el café y el almíbar para después agregar la nata. Rellena los moldes con la mezcla e introdúcelos al refrigerador por una hora.

Flan de café

2 tazas de café

300 ml de leche

350 gramos de leche condensada

4 huevos

Bate los huevos en un bol y añade la leche condensada hasta que estén bien incorporados, agrega después las dos tazas de café (sin azúcar) y agrega también la leche. Cuando todos los ingredientes estén incorporados, cocina la mezcla a baño maría en el horno por 40 minutos, deja enfriar y sirve.

Mousse de café

400 ml de leche condensada.

400 ml de crema para batir.

Un par de cucharadas de café soluble o dos espressos.

Pon la leche condensada y la crema bien fría en un recipiente para batir hasta que la mezcla quede bien batida. Después le añadimos un par de cucharadas de café en polvo o los espressos frios, y lo seguimos batiendo hasta que quede todo bien ligado. Servimos en copas.

Lo anterior es otra excelente opción para consumir el café, y también de entretenernos en la cocina. Un dulce siempre alegra la vida, y con el café podrás crear un éxtasis de sabor.

 

Referencias:

http://cocina.facilisimo.com

https://www.leaf.tv

http://www.saboramexico.com.mx/

http://www.cafesbatalla.com

http://www.innatia.com/


Tags Dulces 

 

Todos los derechos reservados a Asociación Mexicana de Cafés y Cafeterías de Especialidad A.C.