| |

Letras De Café

Fragmentos para degustar

  Personajes celebres y el café en sus vidas.

¡Saludos querido lector! Es un gusto que nos acompañes una vez más a este espacio dedicado a compartir nuestra pasión por el café.

Para muchos de nosotros es inimaginable comenzar un nuevo día sin una aromática y humeante taza de café, incluso nos cuesta trabajo regresar a la realidad sin la ayuda de esta potente bebida, pues aclara las ideas, mejora el humor y el cerebro comienza a activarse para poder realizar las tareas que puntualmente debemos hacer.

Cuando el café nos atrapa, difícilmente podemos salir de él, lo convertimos en un ritual sin el que no podemos comenzar un nuevo día, esto le puede pasar a cualquiera y muestra de ello es la lista de personajes célebres que a través de la historia se han dejado seducir felizmente por las humeantes y aromáticas garras de una buena taza de esta bebida.

Estos personajes atribuyen buena parte de la inspiración que les ayudó a crear grandes obras a su mejor acompañante en las noches de creatividad, el café; uno de estos grandes personajes que sin duda no necesita presentación es Johann Sebastian Bach, uno de los mejores compositores de música barroca de su tiempo, era tanta su pasión por esta bebida que dentro de sus obras encontramos la cantata del café, compuesta en 1732.

Otro gran bebedor de café es Voltaire, escritor y filósofo francés, era capaz de beber hasta 50 tazas en un día, y en sus bolsillos guardaba grano molido por si en algún momento fuera de sus terrenos tenía la oportunidad de prepararse la bebida de su adicción, el número de tazas varía según la fuente, hay quien llega a afirmar que se bebía hasta 72 tazas, una completa locura, el mismo Voltaire solía decir sobre el café:

¨Claro que es un veneno lento el café, hace ya 40 años que lo bebo¨

 

Esta locura por el café es compartida por otro gran escritor francés, que al igual que Voltaire, podía beber sin problema 50 tazas de un cargado y fuertísimo café turco, que era su bebida favorita (imagina la letra de sus borradores) este escritor es Honore de Balzac, parece ser que la fórmula secreta de sus 150 libros escritos es el combustible que esta gran cantidad de tazas le proporcionaba para tener la agilidad mental de lograr este legado en solo 51 años de vida.

Truman Capote también fue novelista muy adicto al café, imagino las interminables noches al lado de una humeante cafetera cargada de un potente americano para ayudar a esclarecer y elegir las mejores ideas y crear las grandes novelas que nos ha dejado como legado, él mismo afirmaba que sólo podía pensar estando acostado, con un cigarro y café al lado.

La lista de personajes es interminable, pues el café es musa infalible de muchos de los grandes pensadores, creadores y figuras públicas de todos los tiempos, a mí ya se me antojo mi rigurosa taza matutina, espero que tú te encuentres preparando la tuya.

Fuentes: 

Historia del café

Famosos adictos al café



 

Todos los derechos reservados a Asociación Mexicana de Cafés y Cafeterías de Especialidad A.C.